Estos dos cuadros de Valdés Leal, están en la Iglesia de San Jorge, del Hospital de la Santa Caridad.

Concretamente están situados en el coro bajo, en las paredes laterales. Ambos fueron pintados por el artista sevillano en 1672.

IN ICTU OCULI (primer cuadro):

La obra enseña un esqueleto, el cual representa a la muerte. Éste, con la mano derecha, apaga la llama de la vida.

A sus pies, aparecen los símbolos materiales del poder, la gloria y la riqueza del Siglo XVII. Los cuales significan que la muerte desprecia los bienes terrenales, y que en el juicio final estaremos sin nada. Solo vamos a ser juzgados en relación a nuestros pecados capitales y obras de caridad realizadas durante nuestra vida en la tierra. Para recalcar el mensaje que nos quiere transmitir el cuadro, el esqueleto pisa un mapamundi, como símbolo del poder de la muerte sobre todas las cosas.

FINIS GLORIAE MUNDI (segundo cuadro):

Aparece el interior de una cripta, la iglesia se representa por la imagen del cadáver de un obispo, el pueblo por una calavera, y la nobleza por los restos mortales de un caballero de la Orden de Calatrava.

En la parte superior del cuadro, la mano de Jesús sostiene una balanza con dos platos en los que aparecen las siete obras de caridad y los siete pecados capitales. A lo largo de nuestra vida, la balanza se inclinará hacia un lado u otro. Arriba a la izquierda vemos una lechuza: es la que guía el alma, con su canto, hacia la vida eterna, según la tradición mitológica griega.

Fuente bibliográfica:

santa-caridad.es

 

 

Deje su comentario

comments