Se encuentra cerrada por una verja de madera (Siglo XVII). Tiene una decoración de yeserías posiblemente del siglo XVIII, que recuerda a las de los Hermanos Borja. La capilla es de planta cuadrada, y se encuentra cubierta sobre una cúpula.
El retablo que preside la capilla, tiene en su parte central, una imagen de la Inmaculada atribuida a Agustín de Perea (Siglo XVII). Las Paredes tienen un zócalo con azulejos del siglo XVII.
Encima de la reja de acceso a la capilla, hay una pintura de San Juan de Ribera (Siglo XVII).
Fuentes bibliográficas:
-Iglesias de Sevilla (Manuel Jesús Roldán).
-Paseando por la Sevilla antigua (Jaime Passolas Jáuregui).
-Sevilla. El casco antiguo. Historia, arte y urbanismo (Diego Cardoso Bueno).

Deje su comentario

comments