Uno de los lugares más bonitos que se pueden encontrar en las iglesias sevillanas, es sin duda el compás de San Antonio Abad.
Nos vamos a centrar en un retablo, que pasa desapercibido, el cual se encuentra en la misma pared que San Judas Tadeo. Estamos hablando del retablo cerámico de la Virgen del Carmen.
En 1915 José González y Álvarez Ossorio, empresario sevillano de la construcción y la cerámica, encarga al pintor Manuel Vigil-Escalera y Díaz, un retablo con azulejos en colores azul y blanco con la imagen de la Virgen del Carmen. Dicho azulejo se coció en la fábrica de Ramos Rejano.
En 1955, José González se retiraría de los negocios, y como agradecimiento por tantos años de trabajo, regalaría este imponente retablo a su querida Hermandad del Silencio.
La instalación la realizó Joaquín Cordero, bendiciéndose el 6 de Abril de 1956.
Fuentes bibliográficas:
-Iglesias de Sevilla (Manuel Jesús Roldán Salgueiro).
retablocaramico.net
sevillapedia.wikanda.es
criosidadesycofradias.blogspot.com

Deje su comentario

comments