El paso de palio de María Santísima de la Paz es uno de los más peculiares de la Semana Santa sevillana. Su techo de malla calada, sus tonos blancos, la luz que irradia, y su peculiar orfebrería neogótica son las características más relevantes.

Nos vamos a centrar en los respiraderos actuales, que fueron ejecutados por el taller de Juan Fernández en 1961. Tanto los laterales, como la delantera y la trasera están compuestos por capillas en las que aparecen escudos por parejas. Estos están relacionados con los Reyes Católicos, diversos cardenales y el Ejército.

 

La curiosidad de estos magníficos respiraderos, radica en que el orfebre antes mencionado se inspiró para realizarlos en el interior de una iglesia de la Ciudad de Toledo. Concretamente en el Monasterio Franciscano de San Juan de los Reyes.

Si entramos en este majestuoso templo gótico isabelino, podremos contemplar como en las paredes del crucero, aparece repetido el escudo de los Reyes Católicos. Esta manera y composición fue la que llevó a Juan Fernández a elaborar los escudos de los respiraderos del paso de palio de la Virgen de la Paz.

El próximo Domingo de Ramos, fíjese muy bien en estos respiraderos y en la curiosa historia que les hemos contado.

Fuente bibliográfica:

-La Paz. El Porvenir. Historia y patrimonio (Vicente Flores Alés, coordinador).

Deje su comentario

comments