Presidiendo el retablo mayor de la Parroquia de Santa, encontramos este magnífico grupo escultórico en el que aparecen Santa Ana, la Virgen y el Niño.

Su fecha de ejecución sería de entre los siglos XIII y XVII, de autor anónimo siendo el Niño un poco posterior. Aún así, en los primeros documentos del archivo parroquial aparece la fecha de 1571. En ella, se realiza un pago al pintor de imaginería Pedro Hernández, por las tres coronas. En 1598, se encuentra la siguiente descripción: “Una imagen de Santa Ana de madera de bulto redondo con Nuestra señora y su hijo en brazos”.

Entre 1619 y 1620, estas imágenes se transforman para ser vestidas. Esta labor corrió a cargo de Martín Cardeno (escultor), Francisco de Ocampo (escultor), Alonso Morales (pintor de imaginería) y Pedro Nieto (escultor).

De los siglos XVIII y XIX, son los gastos que aparecen en el archivo parroquial para la confección del ajuar de las imágenes. Las coronas de plata de las imágenes sagradas, corresponden al platero Ignacio Villar (1690).

Fuente bibliográfica:

-Pedro de Campaña en el retablo de Triana, tras la restauración del IAPH (Román Fernández-Baca Casares).

Deje su comentario

comments