Las tallas de San José y el Niño Jesús, fueron talladas por Martínez Montañés, entre 1610 y 1620. El santo aparece erguido, en actitud reposada con un contrapposto clásico, adelantando levemente el pie izquierdo, y flexionando la rodilla izquierda. Al mismo tiempo, el peso del cuerpo, se asienta sobre la cadera derecha.
Este movimiento de la cadera, lo observamos bajo el pliegue de la túnica, que está ceñida por un cinto anudado en la parte derecha. El manto le cae por la espalda, quedando recogido en torno al brazo izquierdo. Con la mano izquierda, porta la tradicional vara de azucenas, mientras que utiliza la derecha para coger al Niño Jesús. Este, bendice con la mano derecha.
Ambas tallas llevan sandalias, además la policromía y estofado de ambas esculturas, son del siglo XVIII.
Fuente bibliográfica:
-Real Parroquia de Santa María Magdalena: Guía breve de su patrimonio artístico (José Roda Peña).

Deje su comentario

comments