Paseando por la Calle Santa María la Blanca, habrá podido observar que en el balcón que hay encima de la puerta principal del Hotel Las Casas de la Judería, aparecen unas banderas amarillas con un águila de color negro. La historia es la siguiente…

El dueño y creador del hotel, el Duque de Segorbe, quiso poner unas banderas para hacer lucir la fachada del mismo.

Éstas no tienen nada que ver con la familia del duque ni con las familias a las que pertenecían las casas.

Son una copia de la bandera del Twiga, que fue el barco del XVI Duque de Medinaceli (un velero impresionante con el que navegó por todo el mundo). La bandera fue diseñada para el barco ya que es llamativa y original. Por estas mismas razones, su nieto el Duque de Segorbe, decidió utilizarla para adornar la fachada del hotel.

 

Fuente bibliográfica:

-Hotel Las Casas de la Judería.

 

 

Deje su comentario

comments