En el lado derecho, de la puerta principal de la antigua Iglesia de Santa Lucía, hubo una cruz de forja que recordaba el cementerio que se encontraba en este lugar.
Pasados unos años, esta cruz se trasladó a la fachada de la Parroquia de San Julián, que da a la Plaza del mismo nombre. También llegó a estar, sobre un pedestal, en el centro de dicha plaza.
A raíz del incendio provocado por personas de ideología republicana, el 8 de Abril de 1932, la Parroquia de San Julián quedó completamente destruida.
En dicho templo, radica la Hermandad de la Hiniesta, que significa retama. Flores, y un corazón con los Siete Dolores de la Virgen, aparecen en la cruz.
Es en este momento, cuando la Hermandad del Silencio, solicita la cruz para colocarla en el atrio de San Antonio Abad, que es donde se encuentra hoy día.
Fuentes bibliográficas:
sevillalegendaria.blogspot.com
sevilla.abc.es/pasionensevilla

Deje su comentario

comments