Con motivo de la reapertura de la iglesia del Convento de Madre de Dios (Calle San José nº4), la Comunidad de Religiosas Dominicas ha organizado la exposición «Ex oratione pradicare», la cual repasa la historia del cenobio y muestra algunas de su joyas más importantes. La muestra se podrá visitar desde el 5 de Octubre al 9 de Abril.
La exposición se ha concebido como un homenaje a la labor de las religiosas. Además, coincide con los 550 años de la fundación del monasterio y los 150 años del fallecimiento de Sor Bárbara de Santo Domingo, conocida como la Hija de la Giralda, que se encuentra en proceso de beatificación. El itinerario de la visita a la exposición incluye la iglesia, los antecoros y los coros bajo y alto. Este último espacio ha sido recuperado durante las obras del templo.
Es en el coro alto donde se encuentra la exposición propiamente dicha, aunque antes de llegar a este lugar los visitantes van a poder disfrutar del magnífico Calvario del coro bajo, de Cristóbal Ramos, de una imagen renacentista de la Virgen con el Niño de Lorenzo Mercadante de Bretaña, de un soberbio Cristo Resucitado de Jerónimo Hernández o de un Cristo Yacente.
La exposición en el coro alto está dividida en ocho ámbitos que repasan desde el nacimiento de la Orden Dominica y de este convento, a su relación con destacadas figuras o la contemplación de las obras de arte y documentos más importantes que atesora, algunas llegadas de cenobios hermanos, como el de Santa María la Real de Bormujos.
Uno de los valores añadidos de la exposición son los códigos QR que llevan a unas grabaciones en la que los protagonistas son los que narran la historia de primera mano. Como la Reina Isabel, que concedió casas para la creación del convento y se alojó en él. Juana de Zúñiga, mujer de Hernán Cortés que está enterrada junto a una de sus hijas. El Capitán Bandorne, que donó el retablo y el presbiterio barroco y que organizó una procesión del Corpus Christi que rivalizaría con la actual del Cabildo Catedral. O Murillo, ya que una de cuyas hijas fue monja del convento.
Entre las obras y piezas destacadas de la exposición se encuentran unas tablas de Juan del Castillo, la fabulosa arca sacramental de carey y plata con reliquias, una viga con inscripciones árabes del artesonado del antiguo palazuelo, donde se quedaba la reina cuando visitaba Sevilla; una cuadro de Santa Rosa de Lima anónimo pero en la órbita de Murillo, la maqueta de la Giralda que acompaña a Santas Justa y Rufina en el Corpus; un retrato de Sor Bárbara de Virgilio Mattoni; o tres fantásticas esculturas llegadas de Santa María la Real: una piedad de Cristóbal Ramos, un San Juan Bautista de Juan de Mesa; y un arcángel San Miguel de factura anónima del XVIII. Además, se exponen obras de algunos artistas contemporáneos, como Carmen Laffón o Cristina Ybarra.
En la última parte de la exposición se muestra un retablo cerámico de la Virgen del Rosario realizado por la escuela taller de Gelves a imagen del que se conserva en el Museo de Bellas Artes que pertenecía a Madre de Dios; un facistol del siglo XVI; y una serie de paneles explicativos en los que se informa de cómo ha sido la obra de recuperación de la iglesia y señala lo que queda por hacer.
Horario:
De Martes a Viernes de 11:30 a 14:30 y de 17 a 20
Sábados, Domingos y festivos de 10:45 a 14:30 y de 17 a 20
Venta de entradas: conventomadrededios.sacatuentrada.es/es
 

Deje su comentario

comments