En 1981, con motivo de las obras del Metro que se estaban desarrollando en la Plaza Nueva, un importante hallazgo tuvo lugar. Se encontraron restos de cerámica islámica, columnas de mármol y varias ánforas. Pero dos tesoros destacaban por encima de los demás: un ancla y restos de un barco.
Los restos de la embarcación aparecieron a 11 metros de profundidad. Las dificultades técnicas, y la fragilidad de la madera, provocaron que pocos fragmentos del barco se pudieran recuperar. Estos fueron llevados a los almacenes del Museo Arqueológico. El ancla, que se encontró poco después, estaba a 15 metros de profundidad.
A partir de este momento, las investigaciones e hipótesis quedaron abiertas…
En tiempos antiguos, la zona donde se encuentra hoy Sevilla era muy diferente de la actual. Aunque Sevilla está a 85 km de la costa, antiguamente la costa atlántica estaba mucho más cerca. Además, un cauce del Guadalquivir transcurría por el actual centro histórico.
Una de las tesis propuestas es que un brazo del río se desviaba por la Puerta de la Barqueta, y seguía por la Alameda de Hércules, Trajano, Campana, Sierpes, Tetuán, Plaza Nueva y desembocaba en la Puerta del Arenal, donde se unía con el cauce principal. Esta hipótesis se apoya, en el estrato de arena, grava y restos de ánforas hallados durante la construcción del Teatro Imperial, en Sierpes, y la existencia de restos similares bajo el Hotel Inglaterra.
En un principio, la idea era que, tanto el ancla como la embarcación, estaban relacionadas y pertenecían al mismo periodo histórico. Aunque estudios posteriores demostraron que no era así. Los datos y los análisis de la madera hacen concluir que estamos ante una embarcación islámica, usada para transportar personas o mercaderías desde grandes barcos, fondeados en el Guadalquivir hasta el interior de la ciudad.
El ancla, por su parte, es de origen bizantino y, debido a su longitud, de más de 2 metros, debió pertenecer a un barco de considerable tamaño.
Fuentes bibliográficas:
sevillaciudad.sevilla.abc.es
sevillasecreta.co

Deje su comentario

comments