La próxima vez que pase por la Puerta de Jerez, fíjese en un detalle. En la esquina con la Calle Maese Rodrigo, concretamente en la parte alta, hay una lápida que no es de fácil lectura.
Dicha lápida perteneció, en su momento, a la derribada Puerta de Jerez.
Y en ella, podemos leer una frase, que más de una vez hemos leído o nos han contado: “Hércules me edificó, Julio César me cercó de muros y torres altas, y el Rey Santo me ganó con Garci Pérez de Vargas”.
Nota: la foto que acompaña al texto está sacada de wikipedia.org
Fuentes bibliográficas:
curiosasevilla.blogspot.com
isbiliya.com
conociendosevilla.blogspot.com

Deje su comentario

comments