El Hospital de la Caridad nos enseña el cuadro San Antonio con el niño, hasta el próximo 15 de Octubre en la Sala Baja de Cabildos.

Murillo lo pintó en su etapa de madurez, en torno a 1670. La primera noticia que tenemos se remonta a 1741 en un protocolo notarial en el que se señala que era propiedad de Jerónimo Ortíz de Sandoval, tercer Conde de Mejorada. Éste compra la pintura con el asesoramiento de Domingo Martínez. Posteriormente, el conde lo vendería a particulares y así hasta la actualidad.

La obra representa a San Antonio de Padua, al que se le tenía “una gran devoción” en la época de Murillo, con el Niño, por lo que durante su vida recibió numerosos encargos de pinturas con este tema, tanto para conventos e iglesias, como para el culto de particulares.

El resultado es un lienzo que es propio del espíritu de Murillo. Presenta una escena amable e íntima entre el santo y el Niño Dios, con cariño y afectividad, en una comunión espiritual nunca vista hasta entonces en la historia de la pintura sevillana. Esta exposición es una magnífica oportunidad de contemplar un murillo muy raro de ver y que está bastante bien conservado.

Está muy bien documentado, aunque resulta desconocido para muchos sevillanos por pertenecer a una colección privada, siendo el único cuadro de Murillo, que estando en manos privadas, nunca ha abandonado la ciudad.

 

Fechas: del 13 de Junio al 15 de Octubre.

Información sobre horarios y entradas: santa-caridad.es/es/visitas/

Deje su comentario

comments